martes, 27 de agosto de 2013

Redescubrir a Vincent

La semana pasada estuve en la National Gallery y además de ver la iluminación teatral o cinematográfica de las pinturas de caravaggio, he vuelto a descubrir a Van Gogh.
Sus paisajes son delicados bajorrelieves que te dejan prendido de color. 
 (Dejan sacar fotos a lo que te de la gana, el personal es muy amable. He de decir que muchos de ellos no te dejan acercarte todo lo que quisieras a las pinturas, no vaya a ser que tiremos un poco de saliva y destrocemos su gran colección).

Dejando a un lado esto de volver a descubrir pintores "muertospopulares" entre la "masasvivas", quiero hacer una pequeña reflexión al respecto; Menos mal que no hemos (mi pequeña familia) pagado por ver sus (obviamente de su propiedad) pinturas, porque tendría otra razón añadida para la crítica hacia la masaviva.
Quiero decir que no podría ser mas retorcida la idea de cobrar una entrada para ver unas pinturas de cuyo autor ha muerto en la más desgraciada pobreza, no se si me explico. Aún así, esas hermosas pinturas no merecen estar ahí, si no que debían ser participes de resolver los problemas de exclusión social, desconozco que eventos organiza la directiva de la National Gallery con fines humanitarios...pero para empezar a reflexionar sobre ello, no ha llegado nada a mis oídos digitales. Lo que me hace dudar de una actividad relevante.

 con esa visita he aprendido un poco más sobre la belleza de la pintura, y me he alejado bastante más de las personas.
Me he cruzado con gente de paso que tal vez nunca más vuelvan a visitar esas pinturas, pero seguramente que ante esa masaviva también hay quien quizá la visita cada semana...

No hay comentarios:

Publicar un comentario